Your Cart

10 CULTIVOS RÁPIDOS para comenzar en el HUERTO

¡Bienvenidos a nuestro blog! En este espacio, queremos compartir con ustedes los 10 cultivos más fáciles para comenzar un huerto.

1. Ajos tiernos: Un cultivo versátil y resistente

El cultivo de ajos tiernos es el más sencillo para comenzar en el huerto. Solo necesitamos plantar un diente de ajo o la cabeza entera. La semilla es fácil de obtener en cualquier supermercado. Es importante sembrar la parte de abajo hacia abajo y dejar la puntita hacia arriba, por donde crecerá el ajo. Los ajos se adaptan a cualquier suelo y no requieren mucho riego. Además, su temporada de cultivo es larga, prácticamente todo el año, excepto en épocas de mucho calor. También podemos aprovechar el tallo y las flores del ajo para consumo.

2. Lechugas: Diversidad y cosecha continua

La lechuga es una hortaliza versátil que nos brinda mucha diversidad en el huerto. Podemos cosechar hojas a medida que crecen y así formar ensaladas variadas. Es importante tener en cuenta que no soporta el calor excesivo, por lo que en verano es recomendable cultivarla en un lugar a la sombra y fresco. La lechuga se adapta a varios tipos de suelo, pero prefiere los suelos esponjosos y mullidos. El riego debe ser regular para evitar la sequía.

3. Tomates: El cultivo gratificante

Los tomates son uno de los cultivos más gratificantes, aunque no son los más fáciles. Existen muchas variedades, desde los clásicos tomates rojos hasta los amarillos, rosas, negros y azulados. Hay diferentes tipos de tomates, como los indeterminados, los determinados y las tomateras enanas para macetas. Aprender a podar los tomates es interesante y nos ayudará a obtener mejores resultados. Además, es importante prestar atención a la falta de calcio en los tomates, pero existen soluciones para prevenirla y remediarla.

4. Albahacas: Aromáticas y beneficiosas

Las albahacas son plantas aromáticas que se benefician de asociarse con otros cultivos, como los tomates, los calabacines o los pimientos. Existen muchas variedades de albahaca, cada una con aromas y sabores únicos. Podemos ir cosechando las hojas y flores de la albahaca para estimular su crecimiento. Es un cultivo que se adapta bien a macetas y mesas de cultivo, y no suele sufrir plagas graves.

5. Rabanitos: Rápidos y versátiles

Los rabanitos son los cultivos más rápidos y fáciles de cultivar en el huerto. Desde la siembra hasta la primera cosecha, solo pasan 30 días. Hay una gran variedad de formas y colores de rabanitos, y son ideales para trabajar con niños, ya que pueden ver el proceso de crecimiento rápidamente. Son ideales para macetas y mesas de cultivo, y se pueden sembrar durante todo el año.

10 cultivos

6. Caléndulas: Flores beneficiosas y decorativas

Las caléndulas son plantas fáciles de cultivar y reproducir. Incorporar flores en el huerto es esencial, ya que atraen insectos beneficiosos, como los polinizadores. Las flores de caléndula son comestibles y se pueden usar en ensaladas o para hacer aceite de caléndula, un remedio para pequeñas heridas en la piel. Hay muchas variedades de caléndulas con distintos usos medicinales y decorativos.

7. Acelgas: Color y sabor en el plato

Las acelgas son hortalizas que aportan color y sabor a nuestros platos. Hay variedades tradicionales y nuevas como las «coles», que son acelgas que no forman cogollos apretados. Son ideales para niños y se pueden consumir hervidas al vapor o en tostadas con ajo. Las acelgas son plantas sencillas de cultivar y no suelen sufrir plagas graves.

8. Pimientos: Dulces y picantes

Los pimientos son cultivos que han ganado popularidad en los últimos años. Hay variedades dulces y picantes, como los pimientos del piquillo o los pimientos del padrón. Son plantas sencillas, aunque un poco lentas en comenzar a producir. Una forma de aumentar su productividad es cosechar algunos en verde para aliviar la carga de la planta. Los pimientos se adaptan a diferentes condiciones y se pueden consumir tanto verdes como maduros.

9. Guisantes: Cosechas en verde

Los guisantes son plantas que se benefician de crecer juntas. Se pueden sembrar en otoño o primavera y se adaptan a diversos suelos y niveles de exposición solar. Hay variedades que se consumen con la vaina y otras donde se comen solo las semillas inmaduras. También podemos aprovechar sus hojas. Son ideales para hacer en macetas y no suelen sufrir plagas graves.

10. Chiles: Picantes y versátiles

Los chiles son plantas que dan buenos resultados al cultivarlos desde semillas. Se pueden sembrar directamente en el huerto y son ideales para hacer bonsáis. Los chiles requieren una temperatura alta para germinar, por lo que si no tienes experiencia, es recomendable comprar plantas. Son cultivos que se adaptan a diferentes condiciones y se pueden sembrar todo el año.

¡Esperamos que estos 10 cultivos rápidos te inspiren para comenzar tu huerto! Recuerda que cada uno tiene sus características y requerimientos específicos, pero todos ellos son gratificantes y te brindarán alimentos frescos y deliciosos en casa. ¡No dudes en dejarnos tus comentarios y compartir tus experiencias en el huerto!

Verificado por MonsterInsights